domingo, 23 junio 2024
25.4 C
Monterrey

Hallan en Jerusalén tumba de joven cortesana de hace 2300 años con un objeto infrecuente

Últimas Noticias

Tel Aviv.- En una cueva mortuoria se encontraron los restos cremados de una mujer joven de origen griego con un objeto que descubre costumbres funerarias desconocidas en este territorio hasta ahora, indicaron los arqueólogos.

“Encontramos un espejo de caja perfectamente conservado”, decía el comunicado de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), un pequeño espejo de bronce que “abre una ventana extraordinaria a las costumbres funerarias que fueron importadas a la Tierra de Israel junto con la ocupación helenística”.

El espejo llevó a los arqueólogos a entender que el cadáver pertenecía a una mujer joven griega, aparentemente una cortesana de un alto oficial del ejército griego que viajaba junto a ella por la Tierra de Israel. La tumba, descubierta en una cueva en una ladera rocosa cerca del kibutz Ramat Rajel, en el sur de Jerusalén, data del siglo IV o III a.C.

Dicen los arqueólogos que solo han sobrevivido 63 espejos de este tipo, lo cual llevó a los investigadores a concluir que los restos eran los de una hetaira, como se conocía a las cortesanas en griego. Las amantes oficiales de los hombres poderosos del mundo helenístico.

EL ESPEJO REVELADOR

“La calidad de la producción del espejo es tan alta que se conservó en excelentes condiciones y parecía como si hubiera sido hecho ayer”, dijo Liat Oz, directora de excavación de la IAA.

“Los espejos de bronce como el que se ha encontrado en esta excavación se consideraban un artículo de lujo costoso y podían llegar a manos de las mujeres griegas de dos maneras: como parte de su dote antes de una boda, o como un regalo dado por los hombres a sus hetairas”, señalaba el comunicado arqueológico.

Un objeto infrecuente en estos lares, por muy helenístico que fuera durante una época.

Las hetairai eran una institución social de la antigua Grecia, mujeres de cultura excepcional que mantenían relaciones largas con hombres poderosos dándoles compañía y sexo, no hay acuerdo entre los investigadores sobre si eran mujeres libres o esclavas. Algunas de ellas se convirtieron en cónyuges de hecho de los gobernantes helenísticos, así como de generales de alto rango, como Pericles, e intelectuales famosos. Estas mujeres celebraban salones literarios y también servían como musas para obras de escultura y pintura que han llegado hasta nuestros días.

HETAIRA EN TIERRA SANTA

La conclusión más probable, según los investigadores, es que la tumba hallada en Jerusalén fuera la de una hetaira que acompañaba a un alto funcionario durante las campañas de Alejandro Magno o en alguna de las posteriores guerras de sucesión, que murió durante el viaje y fue enterrada al borde de un camino o avenida.

Las mujeres casadas en el mundo helenístico antiguo rara vez salían de sus hogares en Grecia y no acompañaban a sus maridos en aventuras militares puesto que ni siquiera tenían el derecho de sentarse a su lado en el sofá de sus casas.

Los restos de la cortesana (huesos humanos carbonizados) son, además, la “prueba más temprana en Israel de cremación en la época helenística”, explicó Guy Stiebel del Departamento de Arqueología del Antiguo Cercano Oriente de la Universidad de Tel Aviv,

Se realizará una presentación sobre los resultados del estudio y una muestra del infrecuente espejo por primera vez en la conferencia Nuevos Estudios en Arqueología de Jerusalén y su Región de la Autoridad de Antigüedades de Israel, la Universidad de Tel Aviv (TAU) y la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) que se celebrará el 11 y 12 de octubre. 

Fuente:https://sputniknews.lat

Foto: Tomada de https://twitter.com/enlacejudio

eitmedia.mx