domingo, 23 junio 2024
24.2 C
Monterrey

Candidato a presidencia argentina niega que hubiera 30.000 desaparecidos durante dictadura

Últimas Noticias

Buenos Aires.- El diputado y candidato a la presidencia argentina por la fuerza La Libertad Avanza (ultraderecha), Javier Milei, aseguró que no fueron 30.000 los desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983), sino 8.753, en el marco del primer debate presidencial de cara a las elecciones generales del 22 de octubre.

“No fueron 30.000 los desaparecidos, son 8.753”, afirmó Massa durante el tercer y último eje temático del encuentro, enfocado en derechos humanos y convivencia democrática.

El legislador, que parte como favorito de cara a los comicios generales al haber sido el candidato más votado en las elecciones primarias del 13 de agosto, negó que su espacio sea fascista antes de negar la cifra oficial de desaparecidos que toman como válida las organizaciones argentinas de derechos humanos.

En el año en el que el país cumple 40 años ininterrumpidos de democracia, Milei tomó por válido el número que arrojó un informe de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep) elaborado en 1984 que certificó la existencia de 340 centros clandestinos de detención y 8.961 casos de desapariciones en todo el territorio.

Durante su intervención, el economista consideró que durante los años 70 hubo “una guerra” en el que las Fuerzas Armadas del Estado cometieron “excesos” y aseguró que los integrantes de las fuerzas guerrilleras que combatieron en aquella década, los Montoneros y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), fueron “terroristas” que cometieron delitos de lesa humanidad.

La postulante a la presidencia por el Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad (FIT-U), Myriam Bregman, se reivindicó como abogada en causas por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura (1976-1983), reclamó el derecho a la protesta y aseguró que no va a naturalizar ideas negacionistas.

La presidenciable por la alianza electoral de Juntos por el Cambio (centroerecha), Patricia Bullrich. planteó que en el país está rota la convivencia democrática, prometió eliminar los piquetes y terminar con la toma de tierras en la Patagonia.

A su turno, el gobernador de la provincia de Córdoba (centro) y líder del espacio peronista Hacemos por Nuestro País (centroderecha), Juan Schiaretti, afirmó que “los derecho humanos son un patrimonio de todos los argentinos y no pueden ser utilizados por un partido político”.

CRUCES Y FINAL

En la última parte del debate en el que los candidatos intercambiaron la posibilidad de preguntarse y responderse entre ellos, Milei negó la disparidad salarial entre los hombres y las mujeres ante una pregunta de la candidata del FIT-U.

Interpelado por el postulante del oficialismo a la presidencia, el economista también se retractó de las críticas que formuló hace años contra el papa Francisco, de origen argentino, al que llegó a acusar de “ser la representación del maligno en la Tierra”.

Por su parte, el titular del Palacio de Hacienda propuso retomar “como política de Estado” la rediscusión con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “para tener un acuerdo para el desarrollo y no un acuerdo inflacionario que hunda Argentina”, en relación al pacto vigente con la entidad multilateral para refinaciar una deuda de 44.000 millones de dólares asumida por la gestión anterior.

En el cierre final del debate, Bregman acusó al resto de candidatos de ser cómplices del poder económico y propuso “construir una sociedad sin opresión y sin explotación”.

Al tomar la palabra, Milei, que responsabiliza a la “casta” de la crisis que vive el país, aseguró que no se pueden tener resultados distintos con los mismos actores.

Massa, en tanto, insistió en crear un Gobierno de unidad nacional y en priorizar la redistribución del ingreso, mientras que Bullrich volvió a polarizar con el kirchnerismo, fuerza que gobernó durante los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y su viuda, la vicepresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

La mayoría de los integrantes de estas organizaciones fueron perseguidos, secuestrados, torturados y asesinados en el marco del plan sistemático de terror y exterminio ejecutado por el terrorismo de Estado de la dictadura cívico-militar.

Economía y educación fueron los primeros ejes temáticos del primer debate presidencial que tiene lugar ante las elecciones presidenciales de octubre.

El segundo debate se fijó para el domingo 8 de octubre, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en la capital argentina, para tratar el bloque seguridad, trabajo y producción, sumado al de desarrollo humano, vivienda y protección del ambiente, a propuesta de la población.

En el mismo lugar se realizará un tercer debate entre los dos candidatos más votados en caso de que haya que celebrar una segunda vuelta.

Los debates presidenciales, supervisados por la Cámara Nacional Electoral, son de carácter obligatorio a partir de una ley sancionada en 2016.

Las elecciones generales tienen una segunda vuelta prevista para el 19 de noviembre si la fórmula más votada no supera el 45 por ciento de los votos afirmativos (ni nulos ni en blanco), o no alcanza el 40 por ciento de los sufragios válidos totales.

Fuente:https://sputniknews.lat

Foto: Tomada de C5N

eitmedia.mx