viernes, 19 julio 2024
23.7 C
Monterrey

México insiste ante EU que “no es un productor de fentanilo”

Últimas Noticias

La secretaria de Seguridad Pública de México, Rosa Icela Rodríguez, sostuvo que su país está colaborando con Estados Unidos para frenar los flujos de fentanilo, pero dejó claro que por suelo mexicano no se produce fentanilo, solo es un puente de tránsito de este opioide.

“Reiteramos la cuestión del seguimiento de los precursores químicos, ya que México no es un productor de fentanilo, es un país de tránsito y en el país no se han detectado laboratorios dedicados a ello”, afirmó la funcionario, quien también es la asignada por la Administración de López Obrador para combatir el trasiego de esta sustancia en conjunto con las autoridades estadounidenses.

Por su lado, la canciller Alicia Bárcena afirmó que México tampoco produce precursores de fentanilo, ya que estos llegan a través de puertos desde el extranjero. “Lógicamente algunos precursores, que se les llama de uso dual, [llegan] por la vía legal, utilizados para cosméticos, farmacéuticos, etcétera. Y, por supuesto, hay una vía de ilegalidad, que esa es la que estamos trabajando muy fuerte cooperativamente con Estados Unidos y otros países”, precisó.

Washington insiste en que los precursores de fentanilo se producen en China, algo que Pekín ha negado rotundamente.

La canciller mexicana también subrayó que la Marina de la nación latinoamericana propuso la Coalición Internacional para el Seguimiento y Trazabilidad de Precursores Químicos, la cual no solo se dedicará a combatir el fentanilo, sino todo tipo de drogas sintéticas, dijo.

EU pide más esfuerzos

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, pidió a México reforzar la cooperación con Washington para detener el tráfico de fentanilo, un opioide sintético al que el Gobierno del país norteamericano atribuye la muerte de cientos de miles de estadounidenses cada año.

“Esta mañana revisamos nuestros avances que han sido muy sustanciales y hemos identificados áreas donde podemos y debemos hacer más”, dijo Blinken en una conferencia de prensa en Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

“La cooperación entre ambos países no tiene precedentes, pero los desafíos que enfrentamos tampoco tienen precedentes”, agregó.

Blinken encabezó una delegación de alto nivel que se reunió con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con las secretarias de Relaciones Exteriores y de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alicia Bárcena y Rosa Icela Rodríguez, respectivamente, así como con otros altos funcionarios mexicanos.

En su mensaje, Blinken dijo que el consumo de fentanilo, un opioide sintético hasta 50 veces más potente que la heroína, es la principal causa de muerte entre los estadounidenses de entre 18 y 49 años. Por ello, aseguró, “hay que luchar contra este flagelo”.

Blinken añadió que Estados Unido está trabajando con México para mejorar la supervisión de los precursores químicos que son usados para la elaboración de esta droga y que los gobiernos de ambos países cuentan con unos 50 representantes en empresas comercializadoras y distribuidoras de precursores químicos para evitar su desvió y su uso ilegal para la fabricación de fentanilo.

El secretario Blinken comentó que Washington está buscando homologar las leyes con México y Canadá para reforzar la vigilancia y los controles a fin de evitar que estos precursores químicos—que son usados por industrias legales, como la farmacéutica— sean usados por cárteles de la droga para elaborar fentanilo.

El Diálogo de Alto Nivel entre México y Estados Unidos se produce en momentos en que diversos políticos republicanos han acusado al presidente López Obrador de no hacer lo suficiente para detener el flujo de fentanilo a suelo estadounidense e incluso han propuesto que las tropas norteamericanas incursionen en México en operaciones contra las células criminales.

Sin embargo, este 5 de octubre, tanto Blinken como el fiscal general, Merrick Garland, quien también formó parte de la delegación, agradecieron la colaboración de México y destacaron la reciente extradición de Ovidio Guzmán López, hijo del capo Joaquín el Chapo Guzmán, uno de los líderes de cártel de Sinaloa, al que la DEA acusa de ser uno de los principales introductores del opioide a Estados Unidos, junto con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Fuente:https://sputniknews.lat/

eitmedia.mx