viernes, 12 abril 2024
20.8 C
Monterrey

Pastera finlandesa recibe 3 multas ambientales en sus primeros cuatro meses en Uruguay

Últimas Noticias

Montevideo.- Un reciente derrame de soda cáustica en una cañada le valió a la planta productora de celulosa UPM2, ubicada en el departamento uruguayo de Durazno (centro), su tercera multa ambiental en apenas cuatro meses de operación, las cuales se suman a las 11 infracciones registradas en su etapa de construcción, confirmó a la Agencia Sputnik el subsecretario de Ambiente, Gerardo Amarilla.

“No es tampoco la primera multa (que recibe UPM, empresa finlandesa). En realidad se le han colocado a la empresa tres multas desde que está operando y además 11 multas en la etapa de construcción”, afirmó Amarilla en declaraciones exclusivas a esta agencia, a propósito de .

El pasado 18 de agosto, la compañía pastera informó mediante un comunicado sobre un “incidente” sucedido dos días antes en un sector de la zona de descarga de insumos de la planta UPM Paso de los Toros, que afectó la biota del arroyo Sauce.

“Se registraron elevados valores de pH y se habría identificado la presencia de hidróxido de sodio en un tramo de un curso de agua dentro del predio industrial y de un campo lindero al sitio que afectó su biota acuática”, dijo el funcionario.

Amarilla confirmó que la cañada en cuestión “lamentablemente quedó muy afectada en cuanto a su biodiversidad”: bagres, bagres trompudos, viejas del agua y tarariras muertas y la flora del curso de agua fue afectado por lo que serían elevados niveles de acidez, aunque el daño no llegó al curso del Río Negro, en parte, gracias a una oportuna lluvia.

Fuentes de la empresa respondieron que una vez que el Ministerio dio vista del problema, se procedió a brindar toda la información a las autoridades y aplicar todas las medidas correctivas que fueron sugeridas por las autoridades y las que UPM entendió también necesarias.

Ambiente, por su parte, sancionó a la empresa con 1.000 unidades reajustables (cerca de 40.000 dólares), al emitir su tercera multa desde su inauguración del 6 de junio. Las anteriores, por superación de un caudal de efluentes y superación en los parámetros de calidad de las descargas, fueron tasadas en 100 UR, unos 4.000 dólares.

Asimismo, la firma tuvo un apercibimiento por las temperaturas de las descargas y otras 11 sanciones en su etapa de construcción por, entre otras cosas, superar estándares de vertido de fósforo, cloro y nitrógeno o ejecutar voladuras sobre el margen del río Negro sin contar con un Plan de Gestión Ambiental.

“Es la multa más alta cuando un daño es grave como el que se establece. Nosotros no podemos poner la multa de acuerdo al volumen de la empresa o al bolsillo del empresario. La multa de tránsito se pone el mismo monto a un fitito que a un Mercedes Benz, y esto es lo mismo”, aseguró Amarilla.

Aclaró que las multas eran más bajas antes de que se creara el Ministerio, hace tres años, y también recordó que, además de la sanción económica, está la obligación de la empresa de corregir la estructura que falló -un sensor de una pileta de descarga-, para que el daño no vuelva a ocurrir, además de la recomposición de esa cañada.

El 7 de noviembre de 2017, UPM y el Gobierno de Uruguay firmaron un contrato para la instalación de una nueva planta de celulosa en el centro del país, que hoy tiene una capacidad de producción anual de 2,1 millones de toneladas de celulosa de eucaliptus.

En 2007 había comenzado a operar la primera planta de celulosa en el país, entonces propiedad de la empresa finlandesa Botnia y que luego pasó a manos de UPM.

En 2009 se inauguró otra compañía similar, Montes del Plata, en la localidad de Punta Pereira (suroeste) y sobre el Río de la Plata, propiedad de la chilena Arauco y de la firma sueco-finlandesa Stora Enso.

La inversión finlandesa en Uruguay representa cerca de tres por ciento del Producto Interno Bruto del país. 

Fuente:https://sputniknews.lat/

eitmedia.mx