domingo, 23 junio 2024
24.2 C
Monterrey

Ecuador está en aprietos por el suministro de energía eléctrica: “No puede depender de Colombia”

Últimas Noticias

Varias provincias ecuatorianas sufrieron apagones en los primeros días de octubre debido a la disminución de la transferencia energética desde Colombia. En diálogo con Sputnik, el consultor Jorge Luis Hidalgo aseguró que, con el alto potencial en materia energética que tiene, Ecuador no debería depender del suministro del país vecino.

Ecuador atraviesa una “crisis energética” que se ha presentado en forma de apagones en las provincias de Quito, Loja y Guayaquil, ocurridos durante la primera semana de este octubre.

El Ministerio de Energía y Minas informó en un comunicado que los cortes fueron consecuencia de una reducción de la transmisión de energía proveniente de Colombia.

De acuerdo con la dependencia energética estatal, la disminución fue temporal y se debió al mantenimiento de la infraestructura eléctrica colombiana. Desde el país vecino se suministran a Ecuador normalmente 400 megavatios.

“Se han visto apagones en Ecuador, cosa que no se veía desde hace 10, 15 años. Eso ha provocado que dependamos, de una forma más expuesta, de la venta de electricidad de Colombia”, aseguró a Sputnik el analista energético Jorge Hidalgo.

La situación es más compleja. El fenómeno climático El Niño agrava el estiaje, es decir, el periodo en el que se esperan descensos del nivel de agua en las hidroeléctricas del país.

En ese marco, desde hace meses diversos expertos advierten que el evento climático podría conducir a racionamientos de energía ante su menor producción.

“El Niño en el Ecuador genera muchas lluvias en la costa del Pacifico, pero a partir de la zona andina hasta la zona oriental causa una sequía más profunda”, explicó Hidalgo. Esto hace que la energía generada por hidroelectricidad disminuya.

El entrevistado consideró que el Gobierno de Guillermo Lasso no se anticipó a un fenómeno del que se tenía conocimiento. “Hay una negligencia y una falta de preparación de las autoridades ecuatorianas, que no pusieron a punto las termoeléctricas del país y esto nos tiene evidentemente expuestos”, valoró.

La situación se agrava también en Colombia

Colombia no está libre de preocupaciones en materia energética, dado que el fenómeno El Niño también está provocando estragos en su territorio.

Según remarcó en redes sociales la presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), Natalia Gutiérrez, el país alcanzó el 55,87% de aportes hidrológicos durante septiembre, el peor registro de lluvias de su historia para tal mes.

Gutiérrez solicitó al Ministerio de Energía colombiano revisar las condiciones de intercambio de energía eléctrica con Ecuador. Asimismo, consideró que se deben cuidar los recursos de agua y de gas como medida preventiva de cara a los próximos meses.

A los ojos de Hidalgo, “Ecuador no puede depender de Colombia” y el pedido de los vecinos sudamericanos es lógico.

“Colombia tiene que defender los recursos energéticos para la población” y aumentar sus reservas de energía, cuidarla y no venderla para proteger, primero, el acceso a sus ciudadanos”, consideró el analista.

Por su parte, Ecuador no ha aprovechado su potencial de desarrollo en materia energética, estimó el experto.

Según datos del Operador Nacional de Electricidad del país andino (Cenace), la mayor cantidad de energía en el país es hidroeléctrica (84,91%), seguida por la generación termoeléctrica, con un 12,35%.

De acuerdo con el Cenace, al 6 de octubre de 2023, los informes muestran que casi el 70% de la energía utilizada en el país es renovable, mientras que alrededor de un 20% no lo es. A su vez, cerca de un 10% corresponde a energía de importación.

“Ecuador tiene los índices de producción de energías renovables más altos del mundo. El año pasado tuvimos 93%, muy por sobre países como Alemania, Reino Unido, EU, Canadá”, aseguró el especialista consultado.

En ese sentido, el experto indicó que Ecuador tiene un “altísimo potencial” para la generación hidroeléctrica, pero también para energía solar y eólica.

Sin embargo, Hidalgo remarcó que no se ha logrado diversificar al sector energético ni se ha apostado por el desarrollo de las termoeléctricas —que utilizan combustibles para generar energía—.

Para el analista la capacidad de producir en termoeléctricas no solo dota de mayor flexibilidad al país, sino que brinda la posibilidad de proveer energía en momentos de estiaje, horas pico o de respaldo, ante posibles fallas de otras fuentes.

“Evidentemente tenemos que promover el concepto de estrategia de seguridad energética nacional“, que potencie “el servicio energético a través de energías renovables, del aumento de producción de gas natural”, entre otros factores.

Fuente:https://sputniknews.lat

CC0 / Unsplash/natsuki /

eitmedia.mx