jueves, 18 abril 2024
34.1 C
Monterrey

López Obrador ratifica pacifismo de México que Israel cuestiona ante ataques de Hamás

Últimas Noticias

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó su postura pacifista de neutralidad ante el conflicto en la franja de Gaza, en respuesta a la protesta diplomática de Israel que lamenta la ausencia de una condena enérgica de las acciones contra la población civil ejecutadas por la organización palestina Hamás.

“Nosotros respetamos al Gobierno de Israel y muchísimo más al pueblo de Israel, pero nosotros no queremos la guerra, nosotros no queremos la violencia, nosotros somos pacifistas y no queremos que pierda la vida ningún ser humano de ninguna nacionalidad, sean de Israel, sean palestinos”, dijo el jefe de Estado en conferencia de prensa.

El mandatario mencionó un comunicado emitido por la embajadora de Israel en México, Einat Kranz Neiger, en el que la diplomática expresó que no está conforme con la posición adoptada por el país latinoamericano.

La diplomática “tiene todo derecho a decirlo, a manifestarlo porque somos libres; queremos que se garantice el principal de los derechos humanos, el derecho a la vida y somos pacifistas”, replicó el gobernante.

“Lamentamos profundamente que el Gobierno de México no haya adoptado una postura más enérgica y decidida ante esta situación”, dijo la delegación israelí, y señaló que “mantener una posición neutral en lugar de tomar partido implica, en última instancia, respaldar y apoyar al terrorismo”.

MANDATO CONSTITUCIONAL Y REPATRIACIÓN

El mandatario sostuvo que su postura se basa en los principios de política exterior establecidos en la Constitución mexicana.

“Respetamos mucho su comunicado (de Israel), pero ojalá y nos comprendan, porque nuestra política exterior se alimenta de principios y está definida en la Constitución, en el artículo 89”, explicó López Obrador.

Reseñó que la carta magna recoge la experiencia de la defensa de la soberanía para mantener buenas relaciones con todos los pueblos desde la época del expresidente mexicano Benito Juárez, que gobernó a mediados del siglo XIX, quien promovió el respeto al derecho ajeno como base de la paz.

El mandatario leyó el texto constitucional que recoge ocho principios de política exterior: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales.

Ese mandato también sostiene “la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos; y la lucha por la paz y la seguridad internacionales”.

Informó además que las autoridades del país latinoamericano están en comunicación con los familiares de dos personas desaparecidas, luego de que se encontró a una tercera que se encontraba sin paradero en Israel.

México envió dos aviones de su Fuerza Aérea que llegarán la tarde y la noche de este martes a Tel Aviv.

“Está por llegar el primero de dos aviones enviados para repatriar a los connacionales mexicanos”, anunció el mandatario.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana coordina con Israel el proceso de repatriación de un millar de connacionales, de un total de unos 5.000 que viven en ese país.

“Hay como 1.000 de mexicanos inscritos para trasladarse a México y estamos buscando que lleguen”, puntualizó.

López Obrador recomendó el lunes convocar a una asamblea de Naciones Unidas para pronunciarse por el diálogo por la solución pacífica y evitar la guerra.

La declaración de la embajada de Israel considera que los asesinatos de civiles son actos de “terrorismo”, y la vejación de mujeres, niños y ancianos como “actos barbáricos”.

La legación sostiene que el grupo islamista Hamás, que gobierna la franja Gaza -un pequeño territorio de unos 45 kilómetros cuadrados donde viven más de dos millones de personas exige que sea rechazado “cualquier manifestación del terrorismo que amenace la estabilidad regional e internacional”.

Según los últimos datos disponibles, la escalada de violencia ha causado unos 1.000 muertos y más de 3.400 heridos en Israel, y 830 muertos y 4.250 heridos en Gaza, así como más de 100 personas, tanto militares como civiles, que fueron secuestradas durante el ataque y están cautivas en el enclave palestino.

Fuente:https://sputniknews.lat

eitmedia.mx