jueves, 30 mayo 2024
33.8 C
Monterrey

Segundo debate presidencial de México: un formato que privilegió ataques en lugar de propuestas

Últimas Noticias

El segundo debate entre los candidatos a la Presidencia de México estuvo caracterizado por un intercambio ágil de posturas y ataques, al menos con mayor dinamismo que el primero, explica en entrevista con Sputnik la maestra en sociología política, Ivonne Acuña. Sin embargo, las propuestas siguieron estando en segundo plano.

“En el debate se respetó y manejaron mejor los tiempos de los participantes (…). Además, fue más ágil, con un mayor intercambio de posturas y acusaciones entre las candidatas y el candidato”, señala.

El encuentro, que se realizó el 28 de abril, tuvo como participantes a las candidatas Claudia Sheinbaum, por el partido oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y Xóchitl Gálvez, al frente de la alianza opositora Fuerza y Corazón por México que congrega a los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), así como Jorge Álvarez Máynez, por Movimiento Ciudadano (MC).

La temática fue La ruta hacia al desarrollo de México, que se dividió en cuatro bloques:

1.Crecimiento económico, empleo e inflación

2.Infraestructura y desarrollo

3.Pobreza y desigualdad

4.Cambio climático y desarrollo sustentable

Acuña Murillo considera que la cantidad de temas fue excesiva, y eso no permitió a los contendientes la exposición adecuada de sus comentarios, lo que también repercutía en sus discursos

“El formato de los debates, en general, no permite profundizar tanto en las propuestas, y si a eso le sumamos que cada tema tenía otros apartados, me parece excesivo. De esta manera, es difícil abordarlo todo con precisión sobre los cómos y porqués [de cada idea de los participantes]”, explica.

No obstante, rescata la participación de la población mexicana que, en esta ocasión, apareció realizando sus preguntas a través de videos, mismas que fueron seleccionadas por el Instituto Nacional Electoral (INE) mexicano.

El tercer y último debate entre los candidatos presidenciales en México será el domingo 19 de mayo, en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), en la Ciudad de México. La temática será Democracia y gobierno: diálogos constructivos.

¿Hubo algún ganador?

Para la experta, el triunfo en el segundo debate es relativo, puesto que cada participante lo aprovechó de diferente modo.

“Dentro de todo, Xóchitl no pierde, pero no gana porque no noquea. Claudia gana porque no pierde y Máynez gana porque la exposición mediática que ha tenido con los debates, no lo paga con nada (…) es un buen orador y tiene una imagen fue muy coherente con lo que dice”, reflexiona.

“Lo que se sabe en comunicación política es que los debates son para que se luzca la persona y la gente vea su actitud, cómo habla, cómo se planta [frente al público] y de qué manera contesta al adversario”, asevera.

Sin embargo, quien tiene más clara su ruta política en caso de ganar la contienda del 2 de junio es la candidata oficialista Claudia Sheinbaum, apunta la experta.

“[Sheinbaum] tiene un programa de Gobierno estructurado (…). Cuenta con la guía de la Administración actual [de López Obrador], y su proyecto sigue sobre ese eje, pero con su propio sello, que está más enfocado en la atención a las mujeres y una mirada hacia lo científico y ambiental”, agrega.

El economista y politólogo Mario Campa señaló en sus redes sociales que Sheinbaum fue quien triunfó, especialmente por ahondar más en sus propuestas de campaña.

“Sheinbaum ganó a Gálvez ser la candidata propositiva, la que razona. [La abanderada morenista] refuerza atributos que en las encuestas le favorecen, como experiencia y capacidad”, precisó.

Por otro lado, la encuestadora Massive Caller posicionó en primer lugar a Gálvez, la candidata del bloque opositor, con el 56% de la preferencia entre las personas que participaron en la muestra.

Retos hacia el último debate y elecciones

Para la especialista, el camino hacia el último debate presidencial estará plagado de más actos de campaña y de ataques entre los candidatos, mismos que pasarán de las redes sociales a los eventos.

“Veremos más de lo mismo; tal vez se mueva a las plazas públicas, pero lo que podemos esperar son más ataques y que saquen más hechos, ciertos o no, contra Claudia [Sheinbaum] para [que la oposición] trate de remontar, ya que la diferencia en las encuestas es de más de 17 puntos [en favor de Sheinbaum sobre Gálvez]”, refiere.

Por ejemplo, en la última encuesta realizada por Bloomberg a mediados de abril, Sheinbaum se llevó el primer lugar una intención de voto de 58,4%, mientras que Gálvez tuvo una preferencia de 32,9%.

Respecto al rumbo hacia los comicios presidenciales, Acuña Murillo estima que los candidatos sean más contundentes no solo en sus afirmaciones contra sus contrincantes, sino a la hora de plantear objetivos de Gobierno.

Fuente:https://latamnews.lat/

eitmedia.mx