jueves, 18 abril 2024
34.1 C
Monterrey

ONU reconoce a víctimas defensoras de derechos de pueblos indígenas en México

Últimas Noticias

Ciudad de México.- En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) recuerda este miércoles que el derecho a la defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas debe ser garantizado y reconoce a las víctimas defensoras de esas comunidades.

El organismo internacional “reconoce y mantiene presente el valioso legado de las personas indígenas que han sido asesinadas o desaparecidas por ser defensoras de sus derechos, pueblos y comunidades”.

Desde 2019 a la fecha, esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha registrado al menos 46 casos de personas defensoras indígenas (43 hombres y tres mujeres) que fueron asesinadas o desaparecidas con un posible vínculo con su labor de defensa de derechos.

Esa cantidad de homicidios a lo largo de la actual administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el 1 de diciembre de 2018, constituye casi 30 por ciento de todos los casos de personas defensoras de derechos humanos asesinadas o desaparecidas en territorio mexicano que ha conocido el Acnudh en dicho periodo.

La representación permanente del Alto Comisionado en México llama a las autoridades del Gobierno -a nivel federal, estatal y local-, a redoblar sus esfuerzos para “crear un ambiente seguro para el ejercicio de sus derechos, desde un enfoque preventivo y que garantice la no repetición de actos violatorios en contra de personas defensoras”.

Actualmente, ocho de las víctimas defensoras de los derechos de los pueblos indígenas continúan desaparecidas en el país latinoamericano.

DESAFÍOS A 75 AÑOS

A 75 años de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con el reconocimiento de la igualdad y la no discriminación de todas las personas, Acnudh describe los retos que persisten para que la plena vigencia de los derechos de los pueblos indígenas sea una realidad.

“En México, adicionalmente a los desafíos estructurales que han afectado a los pueblos indígenas generando importantes brechas de desigualdad, marginación y acceso a sus derechos, también enfrentan violencia por parte de diferentes actores, incluidos grupos del crimen organizado, quienes disputan el control de su territorio”, indica el informe.

Jesús Peña Palacios, representante adjunto de la representación permanente del Acnudh establecida en el país norteamericano en 2001, denuncia que, en particular, “las personas líderes de estos pueblos están más expuestas a represalias o acciones violentas debido a su visibilidad por la defensa de su territorio y modo de vida”.

En 32 de los 46 asesinatos las personas defensoras indígenas realizaban actividades en la temática ambiental y en 33 casos habían sufrido incidentes previos de seguridad, que fueron denunciados en diez casos.

“Su asesinato o desaparición tiene un efecto amedrentador sobre todo el pueblo indígena, que inhibe y dificulta el ejercicio de sus derechos humanos”, señaló Peña Palacios.

Respecto de la distribución geográfica, el estado con mayor recurrencia de casos registrados fue Oaxaca (sur), con 20.

En los últimos años el Estado mexicano ha comenzado la definición de planes de justicia para poder atender el contexto que viven los pueblos indígenas.

“No obstante, las cifras registradas de homicidios y desapariciones de personas indígenas son un llamado a redoblar los esfuerzos para adoptar las medidas que les garanticen un entorno seguro y propicio y eviten los actos de estigmatización, deslegitimación, criminalización y violencia en su contra, sobre todo en el contexto del diseño e implementación de proyectos de desarrollo”, puntualiza Acnudh.

De los 46 asesinatos documentados por la ONU, solamente en uno se ha emitido una sentencia condenatoria en contra de las personas agresoras.

“Esta impunidad agrava la discriminación estructural que viven los pueblos indígenas y las dificultades que encuentran en el acceso a la justicia”, dijo el representante permanente.

Una investigación efectiva y de acuerdo con los estándares de debida diligencia, que logre que las personas responsables rindan cuentas ante la justicia, “es el más claro mensaje de que estos terribles actos no serán tolerados”, añadió Peña Palacios.

El organismo plantea que la investigación de los asesinatos y desapariciones debe comprender todas las posibles líneas de investigación, incluida la posible vinculación de los crímenes con las actividades de defensa de derechos humanos que realizaban las víctimas, así como la incorporación efectiva de la perspectiva de género e interculturalidad.

Fuente:https://sputniknews.lat

eitmedia.mx